Biblioteca escolar

Biblioteca escolar

miércoles, 25 de junio de 2014

LIBROS DEL ESTÍO



Hay libros para cada estación. Es una afirmación discutible y de demostrada subjetividad pero no aventurada. Una propuesta de posibles lecturas: Dickens, Galdós y los libros de caballerías para los otoños e inviernos, Wodehouse para las primaveras y los libros sobre el mar para los veranos. Julio y agosto con Stevenson y Conrad es siempre una elección afortunada. Los libros de Historia, claro, son para todas las estaciones. Una recomendación razonable: leer en el estío obras extensas, elegidas con buena fortuna. Y si el libro en cuestión es plúmbeo, aburrido, pretencioso, ilegible, ramplón o no nos interesa, lo más sensato es dejarlo a un lado -sin demasiados protocolos-  y relegarlo al olvido. En estos casos no es obligado guardar rencor al autor. Después, por supuesto, elegir otro libro y seguir adelante.

AAM

1 comentario:

  1. ¡Qué entrada más bonita para terminar el curso escolar! Qué cierto es que cada época requiere de unas lecturas diferentes. Ya Hesíodo en su obra Los trabajos y los días hizo un símil parecido con el trabajo. La ilustración evocadora de los jóvenes lectores es preciosa. Tantos libros para tantos días y que cada uno escoja libremente lo que más le guste.Cordiales saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...