Biblioteca escolar

Biblioteca escolar

miércoles, 2 de abril de 2014

Y AL FINAL, LA GUERRA



El magnífico y premiado escritor Lorenzo Silva, junto al exmilitar Luis Miguel Francisco, acaban de reeditar en Crítica su obra Y al final, la guerra, publicada originalmente en 2006, y que ahora ha sido ampliada, coincidiendo el décimo aniversario de los asombrosos y casi desconocidos acontecimientos narrados.

El escenario es la guerra de Irak, en la que tanto la participación de las tropas españolas, ordenada por el presidente Aznar, como su retirada, por decisión del gobierno de Rodríguez Zapatero, fueron muy polémicas y encendieron apasionados debates en la opinión pública.

Los hechos comienzan cuando el ejército norteamericano pide a sus aliados españoles que realicen una operación en la mezquita de Nayaf, ciudad que se encuentra dentro de nuestra zona de control, por considerarla un nido de insurgentes. El ministerio de defensa se opuso a dicha intervención: las probabilidades de que haya bajas son elevadas y además se rompería la imagen de armonía y concordia que tanto tiempo había costado crear entre la población local.

La negativa española no sienta nada bien a los estadounidenses, quienes organizan un operativo con los SEAL (el grupo de operaciones especiales que años más tarde acabaría con la vida de Bin Laden) en la noche del 3 de abril de 2004, sin avisar ni consultarlo con los aliados. En la acción se detuvo a varios cabecillas de la insurgencia local.

La población de Nayaf pensó que los responsables habían sido los soldados españoles, por lo que a la mañana siguiente, 4 de abril, el llamado ejército de Mahdi atacó la base Al Ándalus, que se compartía con tropas de varios países centroamericanos. Durante prácticamente todo el día se sufrió un continuo ataque de fusilería, morteros y RPG (granadas propulsadas), respondido con ametralladoras, fusiles de asalto, francotiradores y hasta con los cañones de los VEC (vehículos de exploración de caballería, los de mayor potencia de fuego de los desplegados en Irak). Afortunadamente no se produjeron bajas mortales entre los defensores españoles de la base. Por parte de los atacantes, en cambio, se calcula que hubo unos doscientos cincuenta muertos, lo que lo convierte en el mayor acto bélico en el que se ha visto involucrado nuestro país desde la descolonización africana, pese a que curiosamente no ocupó demasiado espacio en la prensa, quizá muy conmocionada aún con los atentados del 11-M.
 
Por si la situación no fuese lo suficientemente tensa, en medio del ataque hubo que hacer dos salidas para rescatar a soldados salvadoreños que se encontraban patrullando por una ciudad que de repente se había vuelto completamente hostil. En esos rescates se vivieron momentos de heroísmo propios de una película de Hollywood.

Aunque el ataque fue finalmente repelido con la ayuda de refuerzos norteamericanos y mercenarios de Blackwater, las cosas fueron de mal en peor. Hasta el momento del repliegue definitivo de las tropas españolas se sucedieron constantes ataques y emboscadas a las patrullas, de ahí el título de esta más que recomendable obra para conocer en profundidad unos hechos históricos que están no obstante muy cercanos en el tiempo.
            SPF

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...