Biblioteca escolar

Biblioteca escolar

lunes, 3 de marzo de 2014

LA FÓRMULA PREFERIDA DEL PROFESOR




La teoría de números y más particularmente el Teorema de Fermat-Wiles tienen y tendrán por siempre una deuda con los matemáticos japoneses del siglo XX.
Es quizás por eso, que nuestro pequeño libro para niños, no ha tenido en Europa, la repercusión que tuvo en Japón, donde ha sido un verdadero fenómeno de masas.
Para comprenderlo habría que remontarse a la postguerra mundial, cuando las facultades de matemáticas de Japón estaban en la situación de abandono y derrotismo que inundaba el país, que llevó a la grupos de estudiantes a elaborar los planes de estudio y a crear academias paralelas dentro de la Universidad, germen de la matemática moderna Japonesa.






Uno de los estudiantes más activos de aquella época fue Yutaka Taniyama que según su compañero de investigaciones y amigo Yoko Shimura, se caracterizaba por tener grandes dotes  intuitivas propias de su genialidad, y, por ser un investigador del buen comportamiento matemático y por ende, en todos los aspectos de la vida.
Entre ambos crearon la Conjetura de Taniyama-Shimura, un verdadero puente entre dos islas distantes de las matemáticas, que proporciona en una, las herramientas avanzadas de cálculo de la otra. Por si lo queréis saber las dos ramas que se unían eran las Ecuaciones Elípticas y las Formas Modulares.



Andrew Wiles tras décadas de esfuerzo pudo al fin demostrarla en 1993, y como recompensa, se obtuvo una importante consecuencia, la demostración del Teorema de Fermat-Wiles.
La muerte en circunstancias trágicas del joven Taniyama está inmersa en las grandes tragedias del Japón del siglo XX.
Yoko Ogawa recrea en su libro la vida de un profesor de matemáticas de la misma especialidad que Taniyama, que también sufre un accidente tras el cual adquiere una extraña enfermedad de su memoria, no puede recordar más de 80 minutos, que le obliga a  contratar a una cuidadora...

Con estas premisas la escritora hace un retrato de la sociedad Japonesa y de su forma de entender la vida, del papel de la mujer en ella y por supuesto, de las más extraordinarias virtudes del esfuerzo por el conocimiento.



Francisco Orti Navarro, Departamento de Matemáticas, IES Las Fuentezuelas, Jaén

2 comentarios:

  1. Es un artículo muy interesante, me fascina la cultura nipona , tomo nota de esta lectura.Me interesa esta literatura, escrita además por una mujer y con un argumento bastante atractivo.Enhorabuena por este magnífico escrito.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante Paco. Anoto este libro para futuras lecturas. Gracias. Almudena Casares

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...