Biblioteca escolar

Biblioteca escolar

lunes, 24 de febrero de 2014

CHESTER HIMES Y SU SERIE SOBRE HARLEM


Recordaremos en esta ocasión a uno de los escritores americanos de novela policíaca más atípicos: Chester Himes, nacido en Missouri en 1909.

De raza negra, su vida fue una continua denuncia del racismo imperante en su país de origen, que le tocaría sufrir desde la infancia, cuando a su hermano le explotó en la cara un experimento químico para el colegio, y el hospital al que acudieron se negó a atenderlo por el color de su piel.

En su adolescencia fue condenado a veinte años de cárcel por robo a mano armada, de los que cumpliría siete. Es en prisión donde empieza a escribir relatos cortos que se publican en diversas revistas. Su experiencia carcelaria la trasladaría a su primera novela, no exenta de polémica, Tirar la primera piedra, escrita en 1942 pero editada con ciertos retoques diez años después, y cuyo manuscrito original fue recuperado tras su muerte y publicado bajo el nuevo título de Por el pasado llorarás.

En 1956 se instala en París, cansado del racismo de los EEUU, y allí coincidirá con varios escritores expatriados. Es en Francia donde escribió su conocida serie sobre el barrio de Harlem y los dos detectives negros del departamento de policía de Nueva York: Coffin (“Ataúd”) Ed Johnson y Gravedigger (“Sepulturero”) Jones.

La primera novela de la serie es Por amor a Imabelle (1957), a la que siguieron La banda de los musulmanes (1959), El extraño asesinato (1959), El gran sueño de oro (1960), Todos muertos (1960), Corre, hombre (1960), Algodón en Harlem (1965), Empieza el calor (1966) y Un ciego con una pistola (1969). La que iba a ser la décima entrega quedó inacabada, aunque se publicó póstumamente bajo el título de Plan B.

Dichas novelas –algunas de ellas llevadas al cine– se caracterizan por una extrema violencia, ejercida en muchas ocasiones por los propios detectives, quienes se justifican aduciendo que es la única forma de que un policía negro se haga respetar entre la gente de su raza. Claro que ellos mismos sufrirán en sus carnes idéntica violencia, al ser frecuentemente tiroteados, golpeados y, en el caso de Ed Johnson, tener desfigurada la cara tras haberle arrojado ácido (¿una referencia al accidente de su hermano?)

La primera novela está plagada del slang propio de Harlem, lo que supuso todo un reto para los traductores, aunque en obras posteriores no se utilizará tanto ese recurso. Otra peculiaridad es que en algunos relatos los dos policías que se supone son los protagonistas se convierten en personajes absolutamente secundarios, mientras que los actores principales en ellos se mencionan de pasada en las siguientes historias.

En 1969, tras escribir la última novela completa de la serie, se instaló definitivamente en nuestro país, donde fallecería en la localidad de Moraira (Alicante) en 1984. Allí un monumento honra su memoria.

SPF

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...